DIARIO DE LOS ANDES (TRUJILLO)

 

La mañana de ayer los trabajadores de la Alcaldía de Valera consiguieron las puertas del Palacio Municipal cerradas ante la ausencia del servicio de electricidad, suspendido por Corpoelec por una deuda que data desde la pasada gestión gubernamental de Temístocles Cabezas, según corroboró Steiny Briceño, director de la Oficina de Atención al Joven y Estudiante.

Mientras algunos trabajadores despachaban desde los escalones de la entrada del ayuntamiento y otros aguardaban sentados en el borde de la plaza Bolívar, una comisión de funcionarios, encabezadas por el Director General, acudieron a la sede de Corpoelec para llegar a un acuerdo, “se ha estado pagando lo actual pero ellos lo asumen como pago viejo por eso sigue la deuda”, acotó la fuente.

Otro funcionario que prefirió el anonimato informó que se trata de una retaliación política, puesto que del servicio de electricidad que se les cobra a los habitantes del municipio una parte está destinada a sufragar los gastos de aseo urbano, “y de eso la Alcaldía no recibe ni un centavo”.

http://www.diariodelosandes.com/index.php?r=site/noticiasecundaria&id=48766#titulo