DIARIO LA VERDAD (ZULIA)

 

Yasmín Ojeda / Maracaibo / yojeda@lavedad.com

El sistema eléctrico del país está sometido a la “negligencia” de personas que operan los equipos a lo interno y externo de Corpoelec


La recurrencia de las fallas en el sistema eléctrico sucede a cualquier hora. El Gobierno asegura que la causa es provocada por sabotaje en las instalaciones. Y olvida de presentar el diagnóstico de las plantas de generación y cuánto de lo invertido está en funcionamiento.

Luis Motta Domínguez, ministro de Energía Eléctrica, insiste que hay “sectores que buscan hacerse del poder atentando contra el bienes del pueblo”. Eventos ocurridos en subestaciones y tendido eléctrico los resalta a razón de la manipulación de personas, a lo interno de Corpoelec y ajenas.

“Cuando nosotros verificamos las gráficas y los estudios observamos que los primeros actos de sabotaje eran personas que conocían lo que estaban haciendo por el tipo de herramienta que llevaban y no se descarta que sean personas de adentro, pero no solo ellos saben de electricidad sino también trabajadores de empresas privadas”.

Para Miguel Lara, ingeniero eléctrico, la deficiencia del servicio eléctrico y las caídas constantes de la energía tiende más a razones de “condiciones de precariedad”. La generación, transmisión, distribución, gestión operativa, comercialización y servicio están en “peor” funcionamiento.

“El equipamiento eléctrico presenta abuso y deterioro por lo cual una parte importante del mismo se encuentra inoperativo y el que aún funciona lo hace en condiciones precarias, debido a que sus mantenimientos no son ejecutados oportunamente”.

Advierte que retardar o postergar planes de mantenimiento, desatendiendo recomendaciones de fabricantes de los equipos, parce ser una “práctica común”. Convirtiendo la omisión en un hecho de “negligencia e irresponsable” y que ocasiona que los equipos “funcionen a medias e inadecuadamente”.

Lo que al final impacta en el sistema y origina fallas, “que los ingenieros denominamos catastróficas”. Y es que luego, recuperar el funcionamiento tarda tiempo, “mucho mayores a los que se tendrían de respetarse y ceñirse a las prácticas recomendadas por los fabricantes y a que, por otra parte, los recursos monetarios para recuperar el equipamiento se incrementan exponencialmente con un agravante: las empresas aseguradoras no reconocen ni indemnizan por equipos que se dañan como resultado de fallas que son consecuencia de actuaciones negligentes e irresponsables”.

http://www.laverdad.com/economia/131511-apagones-sabotaje-o-condicion-de-precariedad.html