DIARIO EL IMPULSO (LARA)

 

“Estaremos asistiendo y cumpliendo nuestro horario correspondiente, pero no vamos a ejercer las funciones competentes, esto es  una medida de protesta para exigir que sea renovada la contratación con la empresa de seguridad, estamos sin vigilantes y es algo inaceptable para todos nosotros”, manifestó Oswaldo Méndez, delegado del Sindicato de Trabajadores de la Energía Eléctrica de Lara.

Esta decisión está basada en el artículo 53 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat) y la cláusula 29 de la convención colectiva, porque no les están garantizando el bienestar físico de todo el personal ni del mismo patrimonio.

El día de ayer se venció el contrato de vigilancia “y el gerente general, Nelson Peña, no fue capaz de prever esto, inmediatamente sufrimos ciertos robos el día  lunes”.

Esto se presentó en la sede de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), entre las cosas robadas se cuentan, baterías de carro, reproductores, cauchos de repuestos, entre otras.

Indicaron que además de estar percibiendo un sueldo que se encuentra por debajo del salario mínimo nacional “porque no han querido homologarnos el salario” y en medio de esa situación de riesgo no van a seguir trabajando a menos que renueven la vigilancia en las diferentes entidades de la empresa.

Esperan que Alfredo Dán, gerente de Desarrollo Humano, les garantice la seguridad de una manera eficaz, “que pueda ser diligente ante la situación expuesta”.

Brazos caídos para exigir presencia de vigilantes en Corpoelec