EL NACIONAL

 

El sistema eléctrico está en riesgo de megaapagón nacional si ocurre una falla en Guri, dijeron fuentes sindicales del sector


Por ANA DÍAZ

Las autoridades de la Corporación Eléctrica Nacional repiten este año el error de dar mayor peso a la generación hidroeléctrica desde Guri para atender la demanda de energía descuidando el mantenimiento de las plantas de generación térmica que operan a solo 35% de su capacidad instalada, alertaron fuentes sindicales del sector.

Las fuentes, que pidieron no mencionar sus nombres, informaron que de una capacidad nacional instalada de 20.000 megavatios, las plantas térmicas producen actualmente 7.000 MW y no pueden aportar más de ese volumen al sistema porque muchas unidades están fuera de servicio por falta de mantenimiento.

Citaron como ejemplo las centrales Tacoa, en Vargas, y Planta Centro, en Carabobo, que producen 240 y 600 MW, cuando su capacidad es de 1.380 y 2.600 MW, respectivamente. “Lo más grave es que el sistema eléctrico nacional no dispone de esa energía térmica de respaldo si se presentara una falla en Guri”, advirtió una de las fuentes.

Precisó que la central hidroeléctrica de Guri, en el río Caroní, en el estado Bolívar, aporta al sistema hasta 8.000 MW a través de la línea troncal nacional de transmisión, a la que “no se le hace el mantenimiento adecuado y tiene problemas, sobre todo en los momentos pico de la demanda”.

Desde finales de 1990, explicó otra fuente, debió entrar en servicio una segunda red troncal de transmisión, pero no fue construida. “Pese a que el embalse de Guri está a rebosar, el sistema eléctrico se encuentra en una situación delicada que requiere un equilibrio entre la generación hidro y termoeléctrica, pues se está en riesgo de un megaapagón nacional con horas de duración”, advirtió una de las fuentes.

Agregó que para evitar colapsos en la línea troncal de transmisión, Corpoelec realiza cortes (racionamientos) rotativos, fundamentalmente en el interior del país, que se suman a las frecuentes fallas que presenta el área de distribución.

Cifras del Comité de Afectados por los Apagones indican que entre enero y julio de este año hubo en el país 9.725 fallas en las que Zulia, Amazonas, Anzoátegui y Nueva Esparta encabezaron la lista de interrupciones con 1.250, 875, 733 y 700, respectivamente.

Caracas alcanzó 125 fallas, mientras que Guárico, Miranda (fundamentalmente en El Cafetal, El Hatillo y los Valles del Tuy), Táchira y Bolívar registraron 610, 535, 525 y 445 interrupciones del servicio.

Las fuentes revelaron que Corpoelec abandonó el plan pica y poda para evitar la invasión a las subestaciones y redes de monte y gamelote, que ocasionan incendios en el verano, además de daños por la caída de ramas y árboles en temporada de lluvias.

Otro problema es los ataques del hampa a trabajadores e instalaciones por la falta de vigilancia de la Guardia Nacional Bolivariana, policías y empresas privadas del ramo.

La Cifra

9.725 fallas hubo en el país entre enero y julio de 2017. Zulia, Amazonas y  Anzoátegui encabezaron la lista de interrupciones con 1.250, 875, 733 y 700, según el Comité de Afectados por los Apagones.

http://www.el-nacional.com/noticias/servicios/centrales-termoelectricas-operan-solo-capacidad_197793