DIARIO LA VERDAD (ZULIA)

 

José Aguilar / Ingeniero Eléctrico / jgasaguilar@hotmail.com / @SoyJoseAguilar

Venezuela ya pasó más de siete años seguidos sin información del SEN, Sistema Eléctrico Nacional y el saldo de esa barbaridad tiene al SEN convertido en una “chivera” electrizante, que ha llevado el consumo de energía por debajo de los niveles del 2004, a Guayana a los niveles de 1980 y todavía no se ve fondo, mientras el Guri continúa rebosando y desperdiciando energía que por maldad no se ha colocado al servicio de los venezolanos, ni siquiera para minimizar el enorme y exponencialmente creciente desgaste en los MW termoeléctricos.


El párrafo anterior demuele varias mentiras del régimen: 1) No hay ni consumo ni demanda excesiva de los usuarios en Venezuela, 2) El Guri nunca ha sido la causa de esta debacle, con él lleno o en nivel crítico la crisis eléctrica continúa, 3) El acabar con las empresas básicas en Guayana, no tenía nada que ver con los niveles de agua del Guri, era parte del libreto de destrucción nacional para arrodillar a la sociedad venezolana a través de la electricidad. ¡Este es el verdadero sabotaje!

Tan grave es el deterioro de los MW térmicos que el componente turbo-vapor de más de 4 mil 800 MW instalados apenas funciona al 11 %. Los ciclos combinados, la manera térmica más eficiente de generar electricidad de 20 de este tipo de plantas ofrecidos, apenas se concluyeron 2 y media plantas y en vez de generar el 13 % de la energía térmica a duras penas generan el 1,3 %. Esto es negligencia adrede al violar todas las mejores prácticas de la industria incumpliendo los ciclos de mantenimiento.

Más de 40 mil millones de dólares en sobrecostos injustificados en MW térmicos cuantifican la rapacidad de la corrupción. Esto es una vergüenza y la misma recae sobre todo en el estamento político nacional. Una gran sinvergüencería, que en tribunales del extranjero se castiguen estos casos y aquí por cochinas tranzas politiqueras se propulsa la alcahuetería e impunidad, mientras usted está sin luz.

Así las cosas, el mundo se pregunta por qué en Venezuela no se rompe sin dilación, este ciclo de destrucción nacional por la dictadura. ¿Por qué será? ¡Manos a la obra, que sí se puede!

http://www.laverdad.com/opinion/131725-chivera-electrizante.html