EL NACIONAL

 

La empresa no puede posponer más el mantenimiento mayor a las centrales del país para que no se paralicen y evitar apagones, aseguraron fuentes sindicales


Por ANA DÍAZ

La Corporación Eléctrica Nacional prevé aplicar un plan de racionamiento selectivo de energía para realizar obras mantenimiento mayor a las principales plantas termoeléctricas del país que se encuentran en situación crítica, muchas de las cuales estarían a punto de paralización total, afirmaron fuentes sindicales del sector que pidieron no ser identificados.

Descartaron que las interrupciones del servicio en el Distrito Capital se deban a la tormenta eléctrica como aseguró el ministro de Electricidad, Luis Mota Domínguez, en su cuenta de Twitter.

Rechazaron que las interrupciones no se pueden posponer porque las labores de mantenimiento tienen retrasos hasta de 10 años, lo que coloca a las centrales termoeléctricas en una situación muy vulnerable, sobre todo porque ellas representan el respaldo necesario para suplir la energía al sistema eléctrico nacional si se presenta alguna falla en la central hidroeléctrica de Guri”, explicó uno de los voceros.

Refirió que las suspensiones programadas de electricidad incluyen a la región capital y su duración sería hasta de cuatro horas, de acuerdo con el programa que se esté aplicando a cada planta.

Entre las instalaciones objeto del programa de mantenimiento mayor están Guacara, Guarenas, Termo Carabobo, Tacoa, Planta Centro, Termozulia, el Complejo Josefa Camejo y el cable submarino del lago de Maracaibo.

La aplicación del plan de racionamiento a la región capital indica que el área no está blindada energéticamente, pues 70% de su demanda pico total de 2.000 megavatios proviene actualmente de Guri, porque se han presentado continuas fallas en diferentes sectores de la ciudad durante los últimos meses, destacó uno de los voceros.

Agregó que otras grandes ciudades del interior, como Maracaibo, presentan riesgos similares dado que sus parques de generación termoeléctrica están a 30% y 40% de su capacidad, y “esos porcentajes siguen en descenso”.

Tacoa, la central más grande de Caracas ubicada en el estado Vargas, con una capacidad instalada de 2.000 MW, trabaja a 18,7% de su capacidad con 220 de 1.200 MW. Adicionalmente, y con disponibilidades que varían de 70% a 40%, la Gran Caracas cuenta con la planta Picure de 134 MW, y las barcazas Josefa Rufina y Margarita, aledañas a Tacoa, que suman 340 MW además del complejo La Raisa, en Charallave, y OAM, en la Panamericana, Miranda.

Un informante recordó las advertencias desde 2007 de los trabajadores y dirigentes sindicales sobre la necesidad de realizar las paradas de mantenimiento mayor a las plantas, sin que las autoridades eléctricas les hicieran caso. “Ahora sí van a hacer el mantenimiento mayor, pero perjudicando a los usuarios con los cortes de energía”, destacó.

Señaló que la demanda máxima eléctrica nacional ha bajado 1.000 megavatios entre 2016 y 2017, para colocarse en 13.000 MW, como consecuencia de la caída del aparato productivo del país por el cierre o el funcionamiento a media máquina de muchas fábricas y comercios.

La central Guri, ubicada en el río Caroní, estado Bolívar, aporta entre 7.000 y 8.000 MW a la demanda del sistema eléctrico nacional.

Otro problema es que las centrales termoeléctricas enfrentan dificultades con el suministro continuo y oportuno de combustible (gasoil y fueloil) y lubricantes, pues igual que la gasolina y el diesel automotor, Pdvsa importa esos derivados petroleros de manera intermitente, aseguraron las fuentes.

Plantas cubanas no ayudan

El parque de unidades de generación distribuida con 1.040 MW de electricidad instalados opera a 28% (187,2 MW) de su capacidad, por falta de mantenimiento a las plantas que funcionan con diesel o porque venció su vida útil, señalaron las fuentes sindicales.

El programa, que está dentro del convenio de cooperación venezolano-cubano, costó 1,3 millardos de dólares con los que Cuba compró en el mercado internacional plantas electrógenas usadas y reponteciadas que vendió a Venezuela.

La generación distribuida fue presentada por el presidente Hugo Chávez como la solución a la crisis energética de 2009-2010 por el fenómeno climático El Niño, el cual disminuyó el nivel de agua del embalse de Guri, y comprometió su aporte de energía al sistema eléctrico nacional.

http://www.el-nacional.com/noticias/economia/corpoelec-aplicara-plan-racionamiento-por-condicion-plantas-termicas_205139