EL ESTÍMULO.COM

 

La calificadora de riesgo pasó a “C” de “CC” la calificación de incumplimiento de emisor en moneda extranjera a largo plazo de la empresa estatal venezolana Corporación Eléctrica Nacional S.A. (Corpoelec).


a revisión de los bonos de Corpoelec está vinculada a la reciente rebaja de Fitch Ratings de los títulos de deuda externa de Venezuela a “C”, luego del anuncio de las autoridades el tres de noviembre de renegociar las obligaciones de deuda soberana del país.

En la decisión de la calificadora de riesgo norteamericana influyó igualmente los pagos no realizados por la República durante el último mes y, que aún están pendientes ya que se encuentran en período de gracia de 30 días. Para Fitch, “un evento de impago o default parece altamente probable”.

Entre los compromisos de deuda que tienen retraso se encuentran los bonos de Elecar por 27,6 millones, de los cuales su período de gracia vence el 10 de noviembre.

En un informe, Fitch explica que las calificaciones de Corpoelec están vinculadas a las de la República de Venezuela, por ser una empresa estatal y  por su dependencia de las transferencias públicas (39% de los ingresos totales a diciembre de 2016) para llevar a cabo su día operaciones diarias, para financiar sus necesidades de inversión y para cumplir con sus obligaciones financieras.


“Específicamente, las obligaciones financieras de bonos de la compañía en 2018 son pagadas por el gobierno central, a través de la Oficina de Crédito Público del Ministerio de Finanzas, que transfiere los fondos directamente al agente pagador (CitiBank)”, acota la calificadora.

Recuerda que Corpoelec es una empresa de servicios públicos responsable de la operación del sector eléctrico en Venezuela. La compañía fue creada en 2007 cuando el gobierno nacionalizó el sector eléctrico. La entidad absorbió todos los activos de generación del país junto con la infraestructura de transmisión, distribución y venta minorista de energía eléctrica durante 2010-2011. Contaban con una capacidad instalada de 29.180 Megawatios y una base de clientes de 6,4 millones de usuarios a partir de diciembre de 2016 (28.998 MW en el año 2015).

Resalta en el documento que los resultados de la empresa eléctrica se encuentran afectados por el retraso tarifario.

“El gobierno implementó ajustes tarifarios durante 2013-2015, lo que resultó en un incremento de 29,8% en 2015 con respecto al año anterior. No se realizaron ajustes a la estructura tarifaria en 2016, mientras que la compañía implementó un alza de 142,5% en febrero de 2017. El emisor continuó registrando un gran déficit operacional durante 2016, a pesar de los ajustes de precios, lo que demuestra que los precios actuales de la electricidad no permiten la recuperación de costos y prolonga la dependencia de las transferencias actuales y de capital del gobierno para sus operaciones cotidianas”.

Fitch espera que la dependencia de Corpoelec del financiamiento público se mantenga sin cambios, preservando el vínculo con la República.

http://elestimulo.com/elinteres/fitch-ratings-rebaja-calificacion-de-deuda-externa-de-corpoelec/