Encabezado

GRUPO RICARDO ZULOAGA

LOS APAGONES AUMENTAN, LAS EXCUSAS SE MULTIPLICAN, LAS PROMESAS NO SE CUMPLEN Y LA CRISIS ELECTRICA SE PROFUNDIZA

Después de cinco años de emergencia eléctrica  y miles de millones de dólares despilfarrados, los venezolanos siguen sufriendo apagones generales e innumerables suspensiones del servicio en todas las regiones del país se sumándose en esta oportunidad la caída de  torres de transmisión en el Estado Monagas

Después del tercer mega apagón de la gestión de Jesse Chacón, se repiten las mismas excusas y las mismas promesas: Pronto entrarán en servicio más  equipos, los cuales rara vez se materializan.

Explicaciones se han dado muchas, en su mayoría buscando transferir la responsabilidad de la crisis y seguir recibiendo fondos sin dar  explicación alguna del destino de dichos fondos.

Buscar explicaciones es inútil. Son cinco años oyendo todas las excusas posibles,  sin que den a conocer un informe técnico, serio y creíble de los incidentes.

Desde el Grupo Ricardo Zuloaga reiteramos que la crisis eléctrica es responsabilidad exclusiva del gobierno que no hace esfuerzos reales para solucionarla y repite las mismas medidas: Comprar  millones de bombillos, esta vez LED en lugar de fluorescentes, cambiar aires acondicionados y aumentar las tarifas, que inexorablemente llevarán al mismo resultado: la crisis no se resolverá y continuará agravándose.

La  explicación a la crisis debe buscarse en:

  • La sustitución del conocimiento y la experticia de los profesionales venezolanos  por la subordinación a una ideología y a un partido  político.
  • La sustitución de la planificación del sector por la improvisación, la anarquía y la aplicación de políticas energéticas erradas, que han traído como consecuencia que la crisis ya no sea únicamente una crisis eléctrica sino energética. No hay combustibles fósiles para las plantas térmicas y se desechó sin ningún estudio serio que lo avalase el desarrollo del Caroní.
  •  La problemática de la generación que continua abordándose de forma equivocada
  •  Los cuellos de botella de los sistemas de transmisión y distribución que siguen agravándose.
  •  La comercialización deficiente que incide negativamente en la viabilidad financiera de la empresa, que ahora pretenden resolver con un aumento de tarifas mal diseñado y que solo castigará a quienes pagan el servicio
  •  Las advertencias hechas por los trabajadores sustentadas en la falta de equipamiento para realizar sus labores con seguridad y eficacia las cuales han sido sistemáticamente ignoradas

Otro aspecto relevante de la crisis es la falta de transparencia y el apagón informativo que se ha impuesto en el sector desde el 16 de noviembre de 2010. Ocultar la información tiene como única finalidad ocultar la realidad para continuar mintiendo al país sobre la cantidad de energía disponible para su desarrollo, y sobre las causas de las distintas y permanentes fallas y accidentes ocurridos en nuestro sistema eléctrico.

La falta de información ha sido útil también a los distintos responsables del sector para acusar falsamente a los los usuarios eléctricos de ser los responsables de la falta de energía y justificar así el aporte de dólares que solo ha servido para enriquecer a algunos y para iniciar obras que nunca se concluyen. Ejemplos de ello son el caso de la represa Tocoma que debía entrar en servicio en el año 2007, las plantas Termobachaquero (2008), Termosucre (2005), La Vueltosa (2010), Termolara (2012), Termoeléctrica de Sidor (2010), Termobarrancas (2008).

Adicionalmente, los costos de las obras eléctricas que fueron contratadas por los organismos gubernamentales, utilizando como justificación la crisis eléctrica, exceden sobradamente y sin justificación alguna el costo a nivel internacional de obras similares.

Los responsables del sector han despilfarrado a cuenta de la crisis más de70 mil millones de dólares, pero los frecuentes apagones y el racionamiento han generado grandes pérdidas a las empresas y los comerciantes y ha derivado en un sustancial desmejoramiento de la calidad de vida de  los venezolanos.

Se puede afirmar que Venezuela es el país que ha destinado más dinero a su sistema eléctrico para no tener electricidad.