DIARIO LA VERDAD (ZULIA)

 

Yasmín Ojeda / Maracaibo / yojeda@lavedad.com

Vecinos acusan que se robaron ventiladores que evitaban recalentamiento de transformadores y equipos internos. Dos horas diarias de racionamiento tiene en las comunidades cercanas a la conexión eléctrica. La Policía Nacional se apostó en la instalación que sirve de enlace a los circuitos de Cristo de Aranza, Cecilio acosta y Manuel Dagnino


Los vecinos del sector Pomona aseguran que la subestación ubicada en la zona, instalación de enlace con el sistema interconectado, está “sin mantenimiento en malas condiciones”. Los equipos de transmisión y transformación se ven “deteriorados” por la antigüedad y uso.

Cables oxidados, postes corroídos, cerca deteriorada, enmontada y montones de basura pintan la escena de desidia de la subestación responsable de la conexión del servicio a los circuitos eléctricos de las parroquias Cristo de Aranza, Cecilio Acosta y Manuel Dagnino.

“Ahí se robaron hasta los ventiladores que eran para los transformadores que se recalienta. Se los llevaron cuando los saqueos de la ‘guarimba’ y eso no se sabe qué pasó”, acusa Fabio Vásquez, habitante.

El vecino critica que los apagones suceden en el sector por “la falta de mantenimiento en subestaciones” y existe el peligro de siniestros porque habitantes del sector colocan desechos en las inmediaciones y luego queman muy cerca de los cables de electricidad.

Berta Zara, vecina, recuerda que la delincuencia agravó las condiciones del sistema eléctrico. “Se robó cables” de las inmediaciones de la instalación eléctrica. Viviendas sufrieron cortes por la inseguridad y la falta de vigilancia del tendido eléctrico.

Ahora que hay dos policías motorizados de la PNB, dentro de la subestación y desde Corpoelec se aseguró el restablecimiento de la generación, tras apagones generalizados en el estado, en Pomona continúan las suspensiones. Son racionamientos improvisados. “Ayer (jueves) se fue dos horas la luz. Desde las 4.00 de la tarde. Hace dos días también fueron dos horas”.

Zara lamenta los cortes. Los apagones se repiten cada tarde a diferentes horas, pese a estar solventada las fallas y averías de las subestación El Tablazo – Cuatricentenario que originó salidas del fluido eléctrico desde el 23 de diciembre.

José Caldera, habitante de Ciudadela Farías, reclama que hay otros sectores con “bastantes apagones”. En su comunidad son recurrentes. La condición de sistema de distribución es de deterioro. “Hay cables guindando. Están deteriorados. Se nos va la luz dos veces al día” sin respuesta a los reclamos presentados a la empresa eléctrica.

Para evitar “sabotajes” y hurtos de bienes en los espacios de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, Luis Motta Domínguez, ministro del despacho y presidente de la Corporación, informó el plan de seguridad. El Ministerio de Defensa y el de Interior Justicia y Paz apoyan con la custodia de instalaciones.

La Policía Nacional Bolivariana resguarda la subestación de Pomona desde el miércoles. Ninguna unidad de Corpoelec observaron los vecinos hacer reacondicionamiento y trabajos de limpieza de la maleza que cubre la entrada. Toneladas de basura rodean la entrada y espacio posterior de la estructura de hierro y cables.

Trabajos en Termozulia

El gobernador Omar Prieto informó que continúan los trabajos de reparación de la línea de transmisión lacustre de 230 kilovatios en Punta de Palma – Las Peonias, afectada el 23 de diciembre. Según Corpoelec, la causa del apagón fue por “sabotaje”.

Prieto dijo que trabajan “Secretaría de Energía Eléctrica y Corpoelec para estabilizar el sistema eléctrico”. Y adelantan mantenimiento preventivo con sustitución de filtros de aire en la planta TZ5 de Termozulia.

http://www.laverdad.com/economia/134406-a-punto-del-colapso.html