DIARIO LA VERDAD (ZULIA)

 

José Aguilar / Ingeniero Eléctrico / jgasaguilar@hotmail.com / @SoyJoseAguilar

Mientras la nación va de elección en elección, el mejor futuro que engañosamente se nos ofrece nunca termina de llegar. Eso de por sí es una vergüenza, pero hay otros problemas que son cada vez más inocultables. Causa pena ajena, que la corrupción eléctrica sólo en MW para la última década acumula 50 mil millones de dólares, pero ¿cómo se come eso, se preguntará usted?


En 12 días Venezuela llegará a 129 años de historia en la electricidad, cuya incursión fue en Maracaibo, pero tristemente en la era de la V República. De la canción “Maracaibo en la noche” hemos pasado a la que vive al ritmo de los bajones y los apagones. Mientras la nación va de elección en elección, el mejor futuro que engañosamente se nos ofrece nunca termina de llegar. Eso de por sí es una vergüenza, pero hay otros problemas que son cada vez más inocultables.

Causa pena ajena, que la corrupción eléctrica sólo en MW para la última década acumula 50 mil millones de dólares, pero ¿cómo se come eso, se preguntará usted? Una manera de hacerlo, es decirle que es equivalente a una tira de 78 mil km de largo de billetes de 100 dólares, y sin embargo, nadie en el espectro político criollo ha investigado nada, excepto saludar a la bandera, ¿Por qué será? Es una pregunta apropiada, máxime cuando en otros países esos sobornos sí se están investigando, pero aquí cero investigación.

También causa vergüenza, las declaraciones de algunos colegas, que realmente no le ofrecen al país ninguna solución real, con ofertas engañosas y es que las mismas nacen mal desde la partidización que estrangula los aspectos técnicos del rubro eléctrico.

Es muy deplorable, que el colegiado profesional se ofrezca incluso, a querer resolverle el problema a la dictadura más corrupta en la historia continental, ¿Es con eso con los que roban y los que matan a mansalva o de mengua a nuestra colectividad con los que quieren colaborar? ¿Con los que arruinan la nación?

Con conceptos errados y plagios abundantes, carentes de la pericia técnica será imposible una gestión eficaz. Jamás en la historia hasta este año se había usado una represa como arma letal contra la humanidad, tal fue el caso del embalse de Guri con las inundaciones de Guayana por su criminal y negligente manejo. Deplorable que el colegiado de ingeniería lo niega, mayor colaboracionismo imposible. Abajo con esta decadencia, hay que aterrizar, anclarse con valores. Es vital rectificar; ser diáfano se impone una honradez extrema o Venezuela se irá apagando. ¡Manos a la obra que sí se puede!

http://www.laverdad.com/opinion/128839-vergueenza-electrizante.html