DIARIO LA VERDAD (ZULIA)

 

Yasmín Ojeda / Maracaibo / yojeda@lavedad.com

Corpoelec continua con la “práctica mal aplicada” y deficiencia en la prestación del servicio público tras secuencias de fallas en el sistema


Miguel Lara, ingeniero eléctrico, resalta cuáles son las causas de los bajones eléctricos en Zulia, en las que las variaciones de voltaje o tensión tienen varios orígenes. Adelanta en primer orden, que “la baja disponibilidad de la generación instalada, donde, en promedio, se genera un 30 por ciento del máximo total que se pudiera generar, hace que el soporte de las tensiones se vea seriamente disminuido y que estas caigan a medida que la demanda aumenta en las horas pico”.

El estado reporta continuas caídas del sistema eléctrico. Circuitos afectados con comunidades sufriendo por más de 10 horas, lo que genera daños a artefactos eléctricos y paralización de actividades. 

Lara señala dentro de las razones de la crisis eléctrica, “el deterioro y salida de servicio por falta de mantenimiento y la no reposición de los bancos de condensadores que son instalados para soportar las tensiones y mejorar el factor de potencia de la demanda en las subestaciones”. Además del efecto natural del crecimiento de la población que dispara la demanda y uso de electrodomésticos, “cuyo encendido y funcionamiento acentúa la caída de las tensiones”.

“La practica mal aplicada” de Corpoelec de bajar las tensiones y frecuencia para disminuir la demanda y bajar los montos de carga a racionar por falta de generación, exhibe “el poco conocimiento sobre el comportamiento de este tipo de carga (aires acondicionado y neveras) ante las variaciones de tensión y frecuencia. Los ingenieros de Corpoelec deberían saber que a medida que la tensión baja, el consumo de reactivos (MVAR) en estos equipos se incrementa drásticamente y con ello se tumban aún más las tensiones”.

La combinación de factores presiona “un colapso y el subsecuente apagón”, ocasionado por la “deficiente gestión” de la corporación. El ingeniero desconfía en asegurar presencia de “sabotajes” al sistema eléctrico. Y es que los casos cuentan más por deficiencia.

“La más reciente falla ocurrida en la subestación El Tablazo 400 kv donde la supuesta, y poco creíble explosión de un interruptor, ocasiona un apagón de horas en el Zulia, si cuando se considera el esquema de dicha subestación la falla de uno de sus interruptores no debería ocasionar ningún corte del servicio de haber actuado correctamente la protección contra falla de interruptor (breaker failure)”.

Cuestiona si realmente explotó la subestación. Y “¿cómo es que en una subestación atendida y supuestamente vigilada por militares ingresan personas no autorizadas? ¿Cómo es que el castrense que custodia la subestación resulta quemado y el supuesto saboteador aparece calcinado a 100 de metros y fuera de la subestación? ¿Hasta donde los supuestos sabotajes cuentan con un grado de complicidad interna si con anterioridad han sido capturados empleados y efectivos militares robando material eléctrico?”.

http://www.laverdad.com/economia/129906-zulia-apenas-genera-30-de-la-capacidad-electrica-instalada.html