Ilusiones deselectrizantes

DIARIO LA VERDAD (ZULIA)

Por José Aguilar / Ingeniero / jgasaguilar@hotmail.com y @800GWHMWH

Algo ha confundido a la opinión nacional con sus burdas estadísticas y cifras mayormente desatinadas, sobre el verdadero estado del Sistema Eléctrico Nacional 

Le quedan 28 días al plan «100 días del ministro del Poder Popular de la Energía Eléctrica», gracias a su intensidad mediática. Algo ha confundido a la opinión nacional con sus burdas estadísticas y cifras mayormente desatinadas, sobre el verdadero estado del Sistema Eléctrico Nacional (SEN). Pero la realidad es otra, cada cinco minutos en algún lugar del país ocurre un apagón.

Escudándose en el apagón informativo y antitransparencia, Miraflores tiene desde hace 976 días secuestrada la información del SEN en violación de la Constitución. Mucho se ha dicho «del plan» que vence el 15 de agosto de 2013.

Venezuela seguirá sin suficiente electricidad y el ministro no renunciará. Sus «negocios de generación» en los que está envuelto se lo impedirán, pese a que ese no es el problema según él. Por ahora, el mencionado «sabotaje» descansa y volverá al montículo del engaño, al despertar la demanda por 122 días después del plan.

En enero de 2014, no importa la propuesta tarifaria del Gobierno. La electricidad va a ser más costosa para la gran mayoría de los venezolanos y estarán indefensos. A la larga será una de las tarifas eléctricas más caras del mundo, pues su énfasis está en la termoelectricidad.

Venezuela es la que más genera y consume per cápita en América Latina y nuestra tarifa es la más baja del mundo, pero lo que no se dice es que somos los peores del continente en: mantenimiento, disponibilidad de generación, en pérdidas de la red, en morosidad, en tiempo de restitución del servicio, en fallas de más de 100 MW, en el número de empleados por demanda máxima y MW instalados.

Es preocupante que la piedra angular estratégica del Gobierno y la expansión termoeléctrica no esté dándole resultados al país. La generación termoeléctrica es 103 por ciento en tamaño al bajo Caroní (Guri, Caruachi y Macagua), pero cuando la requerimos, apenas si el 49 por ciento funciona. Esto es un problema de generación y no de la demanda de los sufridos usuarios como se quiere hacer ver.

Hay que hacer rendición de cuentas ya. Es inadmisible que Venezuela esté indefenso como país ante esta catástrofe eléctrica, y que se apague poco a poco. Busquemos las alpargatas porque lo que nos viene es joropo. ¡Manos a la obra, que sí se puede!

http://www.laverdad.com/opinion/23-opinion-politica/31996-ilusiones-deselectrizantes.html